• diegoremirezesteba

Y la segunda victoria llegó


Y qué alivio sentimos los aficionados del equipo al ver el 2-4 en nuestro récord, sigue siendo negativo pero hoy me levanté optimista. Estamos ½ de ser el peor equipo de la conferencia americana pero a 1 de ser líderes de la división, benditas dualidades de la NFL.


Y si hablamos de dualidades o dúos, más bien, debemos hacerlo de los dos quarterbacks del equipo. En primer lugar Kenny Pickett hizo su debut como titular ante la afición de Pittsburgh y después de Mitch Trubisky quien resolvió en los momentos donde el balón quemaba y logró dar la victoria a los de Tomlin.


Mención especial para la defensa, que aún con una secundaria parchada, logró desquiciar, detener y limitar a Tom Brady, quien solía tener en los Steelers una de sus víctimas favoritas. Dicho esto, quiero anotar que no soy partidario de la narrativa que el novato (Pickett) logró cambiar la tendencia v.s. el mejor de todos los tiempos, para mí, Brady; en parte es verdad pero Trubisky también fue fundamental para ello.


Pese a que hubo momentos de inconsistencia, el equipo escarmentó de la derrota ante los Bills para sacar el orgullo, logrando una victoria importante con miras a visitar esta semana a Miami en el Hard Rock Stadium, donde el calor será infernal para Tomlin y nuestra banca. Si no entiende a qué me refiero vea la imagen de la diferencia térmica entre el banco local y el visitante.



Con una primera mitad muy buena el equipo logró irse por delante en el marcador, limitando a los Buccaneers a anotar solo de 3 en 3. Mientras que Pickett logró conectar con Najee Harris para lograr el primer pase de touchdown como profesional.


En los segundos 30 minutos, llegó un golpe de Barrett a Pickett, que lo obligó a retirarse de acuerdo con el protocolo de conmociones y dejar paso a Mitch Trubisky, quien inició algo nervioso o frío pero poco a poco fue tomando ritmo.


En el tercer y cuarto cuarto, además de Mitch los receptores Steven Sims y Chase Claypool destacaron. El primero logrando convertir retornos de patada muy productivos y el canadiense siendo la válvula de escape más fiable para el mariscal ex de Bears y Bills. De hecho fue el propio canadiense quien anotó el primer touchdown de un receptor acerero esta temporada.


Finalmente tras detener a Brady, Connor Heyward logró escaparse para acercar al equipo a zona roja y con el reloj corriendo, era cuestión de tiempo que llegará la segunda victoria para el equipo quien enfrentará esta semana a una ofensiva muy dinámica y donde se debe repetir lo aprendido frente a los Buccs.


Mención especial, la salida del Tight end visitante Cameron Brate quien tuvo que salir en camilla y conmocionado por un golpe, desde aquí deseamos la pronta recuperación del ala cerrada.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo