• Rafa Morales

Victoria de Ravens en Monday Night Football



Un juego importante para ambas escuadras, que parece haber inclinado la tendencia de ambos en lo que resta de temporada, por un lado la derrota de los Saints los pone contra la pared, con muchas lesiones y un record perdedor no se ve bien el futuro inmediato de los de Nueva Orleans. Mientras tanto, los Ravens van rumbo a una semana de descanso que les cae de maravilla, enmedio de lesiones y regresos de jugadores, parece que los de Maryland encaran el resto de su calendario de mejor manera. Un calendario que luce bastante accesible para que este año regresen a playoffs.





Ambas ofensivas al inicio del partido se mostraron inoperantes, aunque los Ravens consiguieron establecer su juego terrestre con el que dominarían gran parte del juego a los Saints, la defensa de Baltimore lucía 2 nuevas caras en este encuentro; por un lado estaba de regreso Tyus Bowser, líder del equipo en sacks las últimas dos temporadas, quién desafortunadamente salió lesionado en el último partido de la temporada pasada frente a los Steelers, una rotura del Tendón de Aquiles lo alejó 10 meses del equipo hasta este Lunes que hizo su aparición, jugó menos de la mitad de las instantaneas en defensa del equipo, pero es algo normal para alguien que viene recuperandose de tan terrible lesión. La otra cara nueva fue la del LB Roquan Smith llegado el Lunes pasado al equipo vía trade, Smith jugó poco más de la mitad de las repeticiones defensivas durante el partido, haciendo sentir su presencia muy rápido cuando en jugadas consecutivas detuvo al corredor Alvin Kamara para perdida de yardaje, en terminos generales Smith se vió bastante bien para ser el primer partido con su nuevo equipo, terminó con 5 tackleadas para sumar en su estadistica donde es líder de la NFL. Los Ravens a la ofensiva pusieron los primeros puntos del partido, con el pase de anotación número 100 de Lamar Jackson en la NFL y número 16 de este año. El novato sensación Isaiah Likely quién estaba sustituyendo al lesionado Mark Andrews fue el que recibió el pase.





La defensa seguía dominando a la ofensiva de los Saints, sin permitirle pasar el medio campo, mientras Lamar Jackson antes de llegar a la pausa de los dos minutos, comandaba la segunda serie ofensiva que terminaría en TD, esta vez con un acarreo de Kenyan Drake que ponía las cosas 14-0. Los Saints en una ofensiva rápida, lograron pasar el medio campo y por fin poner puntos en el marcador, un gol de campo de Will Lutz dejó el marcador al descanso 14-3. Los malos resultados obtenidos esta temporada por los Ravens en segundas mitades, hacían pensar que los New Orleans en casa podrían darle la vuelta en los siguientes minutos. Pero los ajustes realizados en defensa desde aquella penosa actuación contra Miami, han dado resultados y la defensa se vió bastante solida en el tercer cuarto, permitiendo solo 3 puntos más.




Los de Maryland consiguieron 3 puntos más en el tercer cuarto, pero lo más importante es como establecieron su ataque terrestre y consiguieron bajarle minutos al reloj de juego, mostrando un buen manejo del reloj para mantener la diferencia de dos posesiones (11 puntos). Un jugador defensivo que fue clave en jugadas puntuales (sacks e intercepción) fue Justin Houston. terminó el juego con 2.5 sacks sumando 8.5 en esta temporada, y una valiosa intercepción dentro de la 20 del rival. Houston tiene 3 partidos consecutivos con 2 o más sacks. Después de esa intercepción los Cuervos consiguieron ampliar el marcador con otro acarreo de Drake que dejaba el marcador 27-6 con solo 6 minutos para acabar el partido. Una llamada de atención para la defensa llego en la siguiente serie de Andy Dalton, un pase corto a su receptor terminó en un TD por falta de concentración de Marcus Peters y Chuck Clark, al no sacar del campo al Wr del rival, dejando el marcador final de 27-13. Los Ravens se acabaron los 3 minutos finales con un ataque terrestre imparable para una linea defensiva cansada de los Saints.



Ahora el record de Baltimore es 6-3, líder de su división, pero lo más importante, una semana de descanso para recuperar jugadores lesionados como su TE estrella, Mark Andrews, su RB Gus Edwards y el TE novato Charlie Kolar. Ademas de más tiempo para conocer el sistema para Roquan Smith, la recuperación completa para Tyus Bowser y el novato David Ojabo de quién se esperan grandes cosas, J.K Dobbins se espera que este de regreso en 4 semanas, mientras el safety Marcus Williams estará listo en 6 semanas más. El panorama luce bastante prometedor, con esa seguidilla de tres victorias y recuperando y agregando jugadores clave en un calendario que se ve bastante tranquilo, enfrentando a equipos con record por abajo de los .500 en pocentaje de victorias este año.


Nos leemos la próxima semana para la previa de la semana 11, cuándo los Ravens regresen a la actividad, recibiendo a los Carolina Panthers.


#RavensFlock #MNF #Ravens #RavensClock #NFL

56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo