• @Abuelo_NFL

Una temporada baja gris

La temporada baja de los Dallas Cowboys en 2022 será recordada por las pifias y la incapacidad por fortalecer su plantel de cara a la campaña siguiente.

Hoy el roster del equipo de Jerry Jones luce más debilitado que aquel que fracasó la temporada pasada después de ganar la división Este de la Conferencia Nacional, al quedar eliminado en la ronda de comodines, en casa, frente a San Francisco 49ers.



La agencia libre ha sido gris, con más pifias que logros… los aficionados de los Cowboys recordarán la temporada baja por la incapacidad del front office de cerrar acuerdos con Randy Gregory, dejar ir a Amari Cooper a Cleveland por una selección de quinta ronda de draft (en el acuerdo, los Browns recibieron a Cooper y una selección de sexta ronda y los Cowboys un pick de quinta ronda y la sexta ronda de Cleveland), además de no poder convencer a Bobby Wagner de firmar con Dallas.

El veterano linebacker, ahora miembro de Los Ángeles Rams, confirmó que había interés mutuo entre él y los Cowboys en una entrevista con Jabari Young, en la que habló de su negociación con los Rams y del interés de Dallas.

“Fue real. Tuvimos conversaciones. Amo a Dan Quinn y tengo mucho respeto por él. Pero entre sus necesidades y lo que estaban dispuestos a gastar no llegamos a un acuerdo. Pero había mutuo interés”, dijo Wagner sobre los acercamientos con Dallas.


Pensaron en corto

Dallas se ha concentrado en firmar a la mayoría de los agentes libres que tenía, pero no pudo retener a una de sus prioridades, Randy Gregory, por un error administrativo. El clásico error de la secretaria, tan famoso en las oficinas de la FMF, al no incluir una cláusula en el contrato del defensivo durante la negociación y después ponerlo en el contrato que iba a ser firmado una vez que ya habían pactado los términos de una extensión.



Cuando Gregory y sus agentes revisaron el contrato que debían firmar, encontraron una cláusula en la que Randy perdería dinero en caso de ser suspendido. No es mala idea considerar esa cláusula, tomando en cuenta los antecedentes de suspensiones y problemas personales del jugador, el problema fue que no se habló de ella, por lo que fue un golpe bajo tratar de incluirla de incógnito.

Gregory terminó firmando con los Denver Broncos por el mismo monto que lo iba a hacer en Dallas, 70 millones de dólares por 5 temporadas, con 28 millones garantizados, solo que sin la cláusula.

Sin duda ha sido una temporada baja gris. En la que los aficionados de Dallas se han quedado con las ganas de una bomba, de un refuerzo importante, pero que vieron pasar los días y solo se enteraban de decepciones.

Recientemente se supo que los Cowboys mostraron interés en DeVante Parker, quien terminó firmando con New England Patriots. Y la pregunta puede ser, como para qué… dejas ir a Cooper e intentas ir por Parker… parece no tener sentido.



Solo queda esperar a ver el desarrollo del Draft y confiar que llegarán los jugadores que puedan ayudar a terminar con una larga sequía de campeonatos, que ni siquiera vale la pena recordar.

Como están las cosas, es difícil que este vaya a ser nuestro año, pero siempre queda la promesa del próximo año…

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo