• Estanislao Higareda

Una montaña rusa llamada "final de temporada regular"




Los 49ers ganaron un partido extraordinario este pasado domingo 9 de enero. En un juego de "ganar o morir", vencen a los Rams de Los Ángeles, en tiempo extra con un marcador de 27-24 y con ello se ha logrado el objetivo de pasar a playoffs dejando fuera a los Saints de New Orleans que era el equipo con que se competía por dicho boleto.


El partido comenzó con lo que parecía una apabullante demostración de fuerza por parte de los Rams. Emulando a su rival al respecto del partido anterior, llevaron a cabo una primera ofensiva muy larga que terminó con un field goal. Fue el inicio de un juego complicado. Los 49ers no pudieron contestar en ofensiva ni defensiva durante la primera mitad, con un pobre desempeño de Jimmy Garoppolo. Parecía que la racha ganadora de Shanahan terminaría de la peor manera: Siendo eliminados de playoffs, ya que los Saints estaban teniendo un partido "tranquilo" contra los Falcons. Los resultados parciales pondrían a los Saints como el último equipo de playoffs.


Después del 17-0, incluso Sean McVay rompía protocolos y se dirigió a la zona de anotación para celebrar el segundo TD de Tyler Higbee, mostrando lo importante que era para él quitarse el "mono en la espalda" que significaba su racha de derrotas ante Kyle Shanahan. Pero al parecer, eso inspiró más al equipo contrario. Ese TD sería la última anotción que harían hasta dinales del último cuarto. Antes de terminar el segundo cuarto, los 49ers se hicieron presentes en el marcador con un FG para ir la descanso con un marcador de 17-3 que significó el inicio de una segunda mitad de alarido.


Los 49ers tuvieron el balón para iniciar el complemento. En una excelente serie por parte de la ofensiva, se notó un cambio de mentalidad. Garoppolo completaría pases importantes con Aiyuk y Kittle, para terminar la serie con una jugada por tierra de Deebo Samuel. El marcador se pondría 17-10 a favor de los locales.


Después de una buena serie defensiva que obligó a Rams a despejar, los 49ers recuperarían el balón y con una serie con pleno dominio de Deebo y Mitchell en el juego terrestre llegaron a territorio de los Rams y aprovechando el ritmo y un juego terrestre establecido, Shanahan saca de la chistera una jugada de truco y le da a Deebo la oportunidad de hacer un pase a la zona de anotación donde Juaun Jennings esperaba completamente solo. Jalen Ramsey se comió por completo el engaño, dejando solo al recpetor de segundo año,jugada que significó el empate. Se veía cada vez más cerca la posibilidad de llegar a playoffs. Shanahan y compañía establecían su juego agresivo y desgastante que comenzaba a hacer efecto en la defensiva de los Rams.


La defensa cumple al inicio del cuarto periodo, con jugadas grandes de Arik Armstead con una captura importantísima haciendo que los Rams devuelvan el balón. La oportunidad de ponerse al frente estabe ahí. Sin embargo, ya cerca de la zona de anotación, un castigo enviaría a los 49ers cinco yardas hacia atrás lo que pondría el juego en una 2a y 14 que obligaría una jugada de pase. En dicha jugada, Garoppolo enviaría un pase en triple cobertura hacia Kittle. Su pase fue atrasado, muy mal colocado. El balón fue desviado y quedó libre. Con una gran concentración, Jalen Ramsey se quitaría la espina de su falla en el último TD logrando una intercepción acrobática. JImmy Garoppolo volvió a fallar con su segunda intercepción en el partido. A pesar de que fue golpeado en el casco, lo cual es castigo con las reglas actuales, ese pase estuvo mal lanzado. Garoppolo falló en un momento inoportuno. Más de un aficionado de 49ers pensaba que al temporada terminaba. Los Rams recuperarían el balón y recorrerían 90 yardas culminando con una gran recepción de TD por parte de Cooper Kupp. La siguiente ofensiva de los 49ers terminó en un tres y fuera, cerrando con una captura a Garoppolo que afortunadamente significó la pausa de dos minutos, ya que los 49ers no debieron usar tiempo fuera y permitió tenerlos para la siguiente serie de los Rams, que obviamente debían buscar que su rival los usara. Parecía que la esperanza se había terminado. La inconsistencia de Jimmy Garoppolo costaría al equipo la temporada. Parecía que la jugada con la que recordaríamos a Jimmy como 49ers sería esa costosa intercepción.


El equipo recuperó el balón gracias a la defensiva y los tres tiempos fuera. Después del despeje por parte de Rams, quedarían poco menos de minuto y medio sin tiempos fuera para hacer un pequeño milagro. Jimmy inica la ofensiva desde la yarda 12 con un pase a Aiyuk llegando a la yarda 35. Siguiendo con un inicio de jugada accidentado donde parecía que Mack lanzaba el balón sin que Jimmy se diera cuenta, lo que hizo una jugada de check down para Jennings. La siguiente jugada, cambió el ciclo del partido.


Haciendo un buen manejo de la bolsa de protección por parte de Garoppolo y una excelente lectura de cobertura por parte de Deebo, se combinan para completar un pase que llevaría a la ofensiva a la yarda 20 de Rams. Garoppolo aprovecha la situación para sacar la jugada lo más pronto posible, y logra sacar un off-side de Leonard Floyd para acercarse 5 yardas más. Quedaron 34 segundos en el reloj.


En el siguiente pase, Garoppolo vuela a Deebo. Pero en la siguiente jugada, Jennings esta completamente solo en la zona de la yarda cinco y entra prácticamente caminando para el TD y el subsecuente empate a 24 puntos. Se había logrado el empate.


Con el reloj con 26 segundos, los Rams intentaron hacer algo, pero otra captura de Armstead terminó con cualquier posibilidad. Comenzaba el Tiempo Extra. Los 49ers atacarían primero y nuevamente arrastrarían a los Rams hasta la zona de gol. Desafortunadamente, ante una selección de jugadas un poco cuestionable en esta zona, el equipo se tuvo que conformar con un gol de campo.


Los Rams tomarían el balón en su yarda 20. Mientras avanzaban, vino la jugada donde Strafford buscó en un pase largo a Odell Beckham Jr. El pase queda corto y Ambry Thomas realiza la primera intercepción de su carrera en un momento de lo más oportuno. El partido había terminado. Los 49ers vencían a los Rams por sexta vez consecutiva y calificaban a playoffs.



En este partido pasamos de un fracaso y el fin de una era con la inminente salida de Jimmy Garoppolo de la peor manera posible, a estar entre los mejores equipos de la liga y jugar ante los Cowboys en el Wild Card Weekend. Se hizo un regreso importante con una racha de 27-7 después de iniciar de manera irregular el partido. Por primera vez en mucho tiempo, Kyle Shanahan lograba hacer ajustes y regresar en un partido importante. Sean McVay tenía una racha impresionante de 45 partidos sin perder después de llegar con ventaja al medio tiempo. Shanahan se encargó de terminarla.


Este tipo de experiencias solo nos las puede dar la NFL y si agregamos el factor Garoppolo, para nosotros los aficionados de los 49ers, suele ser toda una montaña rusa. Se cumplió el objetivo. Sigamos adelante. Garoppolo seguirá al menos un partido más. Ojalá sean todavía muchos, y si es el último que se vaya por la puerta grande.


Vamos a Arlington. GO NINERS.











39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo