top of page
  • Estanislao Higareda

Un breve respiro



Los 49ers se encuentran en una situación favorable para las aspiraciones al título de la mano de una de las defensas más imponentes que se hayan visto.


Remontándonos al tiempo donde Jimmy Garoppolo cae lesionado en el partido ante los Dolphins, el optimismo que existía entre la afición respecto a la posibilidad de ganar algo importante esta temporada parecía desvanecerse. Sin embargo, Brock Purdy ha sabido sobrellevar adecuadamente al equipo en sus últimas tres apariciones donde no solamente ha sabido mantener al equipo a flote sino que ha dado muestras interesantes de un potencial muy alto para lo que sería un jugador de séptima ronda.


Ganando el pasado jueves 15 de diciembre un partido importante en Seattle, en el Lumen Stadium que ha sido uno de los más hostiles en el ámbito de la NFL, los 49ers han ganado el título divisional que no habían conseguido desde al temporada del 2019, cuando se llegó al Super Bowl.


El equipo ha conseguido un importante beneficio al conquistar este título que los califica a playoffs, con tiempo de anticipaición lo cual es un logro importante ya que ayudará al adecuado desarrollo del equipo. En estos momentos, la posición #3 es el peor escenario para los 49ers, y aunque el sembrado #2 estuvo a un suspiro (Gracias por nada, Colts), el equipo no depende de sí mismo para conseguirlo, pero ello podría


Jugadores como Deebo Samuel, Eli Mitchell y Javon Kinlaw podrán tener una recuperación completa para llegar a playoffs en forma. Además, los partidos restantes podrán servir para que Purdy se acomode todavía mejor a la ofensiva, sin la presión de tener que sacar un resultado determinante todavía.


Los "sparrings" son buenos, Washington es una de las mejores defensas de la liga y aún pelea playoffs, en incluso podría ser rival en esa instancia; los Raiders tienen una ofensiva que aunque intermitente tiene mucho potencial y los Cardinals nos dan la posibilidad de barrer la división. Estos partidos permitirán al equipo practicar nuevas jugadas y planes de juego que pudiesen sacar mayor provecho de las habilidades de los playmakers del equipo, así como pulir el estilo de juego de Brock Purdy.


La situación de los 49ers es muy benéfica para lo que buscan en un futuro y considero que el equipo debe aprovechar para dar descanso a jugadores clave, darle mayor confianza al joven QB y complementar el posible plan de juego.


Tal vez no se consiga el segundo sembrado de la NFC pero se llegará con un equipo mucho más equilibrado y compacto de lo que se podría esperar. Tal vez no se vea un equipo espectacular en este cierre, pero lo que se pierda en impacto en temporada regular, se deberá ganar en donde más importa.



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page