• bolivarcortes

Que poquita clase

Los Falcons, que hasta hace 2 semanas habían hecho una temporada muerta bastante discreta y con movimientos básicos, han puestos a sus fans en más que un predicamento en los días recientes.



Primero, el todo o nada que pregonaron por obtener a Deshaun Watson. Como no ha de extrañar al más acérrimo seguidor, la debacle volvió a aparecer pues Watson terminó eligiendo a los Browns y Atlanta sobreexpuso el deseo de moverse de Matt Ryan y su contrato. Acto seguido, Matty Ice enviado a Colts por un draft de 3ra ronda (sabe a poco) y Marcus Mariota siendo contratado como nuevo QB. Nada dice tanto "temporada de reestructuración" como estos cambios.


Y mientras lo que se avecina es una larguísima temporada en ATL, sigue el sinsabor de que se pudo tratar con un poco más de clase al mejor QB que hayas tenido en la historia de la franquicia. La 3ra selección del draft del 2008 pasó 14 temporada con el equipo y sumó 59,735 yardas por aire, 367 pases de TD, 4 selecciones al Pro Bowl, MVP de la liga en una grandiosa campaña 2016 y lideró a los Falcons a su última visita al Super Bowl (tan cerca, tan lejos).


La gerencia general ahora sostiene que quisieron darle el mejor de los destinos a Ryan y que ponderaron eso por encima del dinero que quedaba colgando en su contrato. La realidad es que pusieron toda la carne al asador por traer a Watson y salieron con las manos vacías y más que eso. Nada de esto parece un Plan B, simplemente son movimientos improvisados y desesperados.



Desde esta tribuna solo nos queda desearle la mejor de las suertes al número 2 y que su carrera tome un segundo aire en Indy. Quizás ese "run" será más entretenido que los días que se avecinan en nuestro patio. Lo que se elija en el draft será esencial para pronosticarlo.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo