• diegoremirezesteba

¿Qué pasará?, ¿qué misterio habrá?, puede ser……

Actualizado: 19 mar

Como me gustaría empezar esta columna con la frase que Rene (Residente) soltó en la Bizarap Music Session #49 “esto lo hago pa´divertirme, pa´divertirme, pa´divertime” pero la realidad es que para esta columna la canción ideal de “Mi Gran Noche” de Raphael.


Tras casi 20 años con Ben Roethlisberger como indiscutible QB1 de los Pittsburgh Steelers, el equipo hoy en día tiene un hueco muy grande que llenar y el estribillo de esta canción de Raphael es idóneo, “qué pasará?,¿qué misterio habrá?, puede ser …..





Y hoy en día si hacemos caso a la prensa puede ser: Mason Rudolph, Dwayne Haskins, Jimmy Garoppolo, Mitch Trubisky, Jameis Winston, Russell Wilson, Aaron Rodgers, Kenny Pickett, Malik Willis y así un largo etcétera.


Para mi hay tres opciones


Confiar en Rudolph y/o Dwayne Haskins. Son dos QB jóvenes y ambos han enfrentado críticas, el primero para muchos no tiene el nivel para ser titular en Steelers y el otro tenía todo pero no pudo con la fama y se perdió.


En el caso de Mason es duro con menos de 10 partidos como titular ser comparado con un QB futuro Hall of Fame que lo logró todo en casi 20 años. Pese a que pienso que no es el QB para formar un equipo para los próximos 15 años creo que debe tener su oportunidad y ver que hace, además han surgido cambios en el coacheo en el equipo. Nos malacostumbramos a comer caviar durante 18 años y ahora cualquier cosa nos parece comida rápida.

En cambio Hawkins es más móvil y poco pudo probar en el Washington Commanders. Y en Steelers no tuvo oportunidad apenas.

Si esto ocurre el equipo debe fortalecer la línea para darle protección a cualquiera de los dos y puede ser una temporada de transición para el draft del 2023.


Tomar al QB de futuro en el draft. Como acabe el párrafo anterior, si esto ocurre en agencia libre habrá que buscar reforzar la línea y darle protección. Los nombres principales son: Pickett y Willis. También muy distintos, Willis es más un doble treat y Pickett, manos aparte, un tipo con récords en la Universidad Pittsburgh con conocimiento de la ciudad.

No nos olvidemos de Ridder, Howell, etc. Esto supondría una inversión a largo plazo y podría salir mal en este primer año.


Gastar y buscar un veterano a mediano plazo. El equipo tiene cerca de 25 millones de dólares para gastar y aún no se ha reestructurado ningún contrato. Esta cifra y con las noticias de los últimos días, Rodgers o Wilson serían prioridad después vienen los demás.

Esto sería mantener la posibilidad de competir por la división y la Americana que está muy competida, eso implicaría no reforzar algunas prioridades como CB o los contratos de Bush y Minkah y dar selecciones de draft.


Muchas son las opciones pero no sabemos qué pasará, quién será el QB1 de Steelers en septiembre. Estaremos muy pendientes





11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo