top of page
  • bolivarcortes

No subimos la loma


Ciertamente la temporada previa no generaba tantas expectativas. Irracional pensar que los Falcons iban a disputar la división. Sin embargo, el bajón de los Saints y la irregularidad de los Bucs mezclados con un equipo que no por nombres pero si con jugadores cumplidores y promesas a destacar en el futuro, dieron que en medio del calendario se tuviera alguna opción de soñar con una clasificación.


Lamentablemente, cada vez que aparece un juego obligado a ganar, así sea para quedar en promedio de .500, las cosas no se dan y se bota un partido en el que se tenía la oportunidad de irse con la W. Los Commanders era un equipo que venía enrachado y jugando de mejor manera con Taylor Heinicke. Ya ahí había un grado de dificultad. Pero el desarrollo del juego demostraba que las cosas estaban parejas y que quizás un error iba a marcar el resultado.


En el andar de los últimos 2 minutos, el fallo del punto extra por Joey Slye en el 3er cuarto podría ser clave en el resultado del partido. Atlanta se acercó a la yarda 2 de Washington con lo mejor y más seguro que sabe hacer, correr. Y en la decisión mas importante, con un minuto por jugar y en yarda 4, Mariota lanza para intercepción.


Aún más terrible es que pierdes ante un equipo que seguramente va a pelear por ese último spot de wild card al que aspirabas. Los Falcons ya han silenciado a varios especialistas que los colocaban como el equipo 32 de los power rankings antes que arrancara la temporada, pero no deja de ser frustrante la acumulación de partidos que pudieron ganarse este año y se desperdiciaron en instantes finales. Una marca de la casa.



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page