top of page
  • Carlos Martínez

LOS PATRIOTS SE JUEGAN SU TEMPORADA EN PRIME TIME.




Si creíamos que el desierto de Qatar era peligroso, el desierto de Glendale puede ser el verdugo de los New England Patriots, si esta noche no logran sacar la victoria en casa de los Arizona Cardinals, el pase a play offs se puede disipar como una tormenta de arena que está por dejar de soplar.


La derrota de ayer de los Miami Dolphins ante Los Angeles Chargers fue un 50-50 en las aspiraciones de los pupilos del "Monje", si bien sirve para que la AFC East se apriete un poco más (gracias a la derrota de los New York Jets ante los Buffalo Bills), también nos perjudica, ya que los "Herbie Boys" subieron un puesto en el ranking general de la Conferencia al lograr un record de 7-6 y si los Pats quieren controlar su destino, deben SÍ O SÍ ganar hoy para llegar al mismo record que los Chargers, bajar a los Jets al último lugar de la división (por los enfrentamientos directos entre ambos) y acercarse un poco más a los Dolphins, recordando que falta que paguen la visita a Gillete Stadium en 3 semanas.


El enfrentamiento de hoy para nada es un match favorable, ya que el equipo rival tiene armas demasiado poderosas que bien aprovechadas, pueden ser un dolor de cabeza en ambos lados del campo. Si los Cards se toman en serio el enfrentamiento, pueden hacerle pasar a los Patriots una noche muy dificil, sobre todo en la parte defensiva de los dirigidos por Belichick. James Conner, DeAndre Hopkins y sobre todo Kyler Murray se pueden convertir en un lastre para la D los los Pats, sobretodo por la dificultad que hemos mostrado al tratar de detener a mariscales de campo que saben jugar fuera del pocket y que además su velocidad de piernas es un arma peligrosa, así como lo ha demostrado "Baby Yoda" desde que llegó a la NFL.


El regreso de DHop después de su suspensión de 6 juegos también logró que los dirigidos por "2K" dieran un salto de calidad, si bien es cierto que en tramo de la temporada en el que Hopkins estuvo ausente, tanto Rondalle Moore como Zach Ertz fungieron como las armas de Kyler, la ausencia confirmada de ambos (Moore por lesión y Ertz en IR) dan un poco de esperanza para la unidad defensiva del equipo de Boston, ya que solo tendrán que centrarse en detener a Murray para evitar que conecte con su mejor WR y tener mucha concentración y habildad para parar por tierra tanto al QB como a James Conner, así que tanto los frontales de los Pats como las individualidades defensivas, léase Matt Judon, Josh Uche, Kyle Dugger, etc deben salir en uno de esos días prodigiosos y no como la semana pasada ante Bills dónde fueron sodomizados de una manera no muy amable de ver. Por el lado defensivo, los Cards tienen en JJ Watt y en Buda Baker dos elementos que también pueden meter en problemas a Mac Jones y a la OL (algo no muy dificil de conseguir en estos últimos tiempos) conteniendo a esos 2 jugadores, hay posibilidad de que Mac logre un juego competitivo.


Por el lado del equipo visitante, tanto en ofensiva como defensiva hay muchas áreas de oportunidad, pero la respuesta es simple: DO YOUR JOB.


Mac Jones tiene que dar un paso adelante si quiere seguir siendo el QB1 en New England, ya que otra mala actuación lo puede mandar a la banca, o en un escenario más complicado que el equipo busque un trade, recordemos que alguien, cuyo nombre empieza con T, va a ser agente libre en 2023, sabemos que no toda la culpa del irregular paso de equipo es resposabilida del egresado de Alabama ya que el nivel tan bajo del equipo pasa por la simple y sencilla razón de que no hay un OC definido, ya que tenemos identificado perfectamente que Matt Patricia está comandando una unidad que NO DOMINA ni lo hará, sumando a la ecuación que el cuerpo de WR no es lo más prolífico que digamos, ya que ni DaVante Parker, Nelson Agholor, Kendrick Bourne o Jacoby Meyers han logrado dar un salto de calidad o levantar la mano y decir: YO SOY EL WR1. Tan preocupante es la situación para los receptores de los Patriots, que el líder en catches es Rhamondre Stevenson, que además es el RB1 del equipo, es decir que nuestro RB principal, es también el que más yardas ha generado por pase y eso, en un equipo que aspira a meterse a PO y luchar para llegar al SB no puede ser permitido, debe haber un balance tanto en el juego aéreo y terrestre, pero al no contar con un OC capacitado, el resultado es el que tenemos en estos momentos y que gracias a la poca efectividad en toda la Conferencia, nos tiene en posibilidades de calificar a Post temporada con un record de 6-6 en este momento.


Así que el día de hoy nos jugamos el 75% de la temporada, no hay otro resultado que nos sirva que no sea la victoria, además de que debemos seguir sumando W si queremos depender de nosotros mismos, ya que en el horizonte, nuestro calendario no es muy amable que digamos, ya que después de hoy, nuestros rivales son Raiders, Bengals, Miami y Bills, en el que pronosticamos un record, ante esos 4 rivales de 2-2, lo que, si ganamos hoy a Cardinals, nos dejaria, hipotéticamente, con un balance de 9-8 y con posibilidades muy escazas o tal vez nulas, de meternos a PO aún con record ganador al finalizar la temporada regular.


Esta noche es todo o nada para los Patriots, si perdemos hoy, ya es prácticamente imposible aspirar a calificar, entonces hoy más que nunca aplica la filosofía inyectada desde hace más de 20 años. DO YOUR JOB y nada más.






13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page