• diegoremirezesteba

Let's get ready to Rumble



Nos encontramos a 10 días de volver a escuchar a Michael Buffer gritar “Let's get ready to rumble” en el T-Mobile Arena de Las Vegas previo al tercer combate de la serie entre Canelo Álvarez y Genady Golovkin, pero eso aquí lo usamos para preparamos para dar el pistoletazo de salida a una nueva temporada de la NFL.


Ya son 8 temporadas consecutivas las que los Pittsburgh Steelers inician la temporada como visitantes, desde 2014 cuando el equipo venció en el Heinz Field 30-27 a los Cleveland Browns, los acereros han empezado de visitantes.


Entre 2015 y 2021, el equipo cuenta con 4 victorias ( Browns, Giants, Washington y Buffalo), 1 empate en 2018 vs Cleveland y 2 derrotas, ambas frente a los New England Patriots.


Esta vez el equipo tendrá que visitar el Paul Brown Stadium en Cincinnati, para enfrentar a los Bengals, campeón de la división y finalista del Super Bowl pasado, en un duelo donde saltarán chispas.


Pese a que el equipo propiedad de la familia Rooney domina el enfrentamiento directo 67 victorias contra 38 de sus rivales, la temporada pasada en el casillero del equipo hay dos “L” cuando ambos equipos se vieron las caras por 24-10 y 41-10.


Las cosas han cambiado en ambas franquicias más de lo que parece en apenas un año. Empecemos por nuestro equipo, tras 18 años quien estará comandando la ofensiva de los Steelers no llevará el número 7 en el pecho sino el 10, T.J Watt (defensivo del año en 2021) estará presente a diferencia del año pasado que no estuvo presente en ninguno por lesión y la defensa de Steelers estará comandada en la banda por Teryl Austin con apoyo de Brian Flores, tras el retiro de Keith Butler.


Por su parte los Bengals, se presentan con un Jamar Chase que ya no tiene el factor sorpresa que implica rookie, una presión importante para demostrar que lo visto de la temporada puede asegurarnos una división norte en la Conferencia Americana muy competitiva, pero sobre todo con una OL renovada con las incorporaciones de Alex Cappa, Ted Karras y La´el Collins para proteger a Joe Burrow.


En lo personal quiero compartirles cuatro aspectos del juego del equipo de los que estaré pendiente:


  • Nueva ofensiva: Durante los últimos años el fantasma de que realmente Ben Roethlisberger navegaba sin restricciones a la hora de mandar jugando, quedando la figura del coordinador ofensivo como un complemento, estuvo rondando al equipo.Esta vez, sin Big Ben, Matt Canada tiene un QB con mucho más movilidad que el número 7 y con una mayor potencia de brazo.

Eso me intriga ver realmente el talento de Canada comandando la ofensiva desde la banda y a decir verdad creo que el complemento de impredecibilidad puede jugarnos a favor al inicio de temporada. Además recordemos que Mitch Trubisky tiene récord positivo ante la división norte de la Americana.

  • George Pickens. Si en algo ha destacado la gerencia general del equipo en los drafts es en su ojo para detectar talento tardío en la posición de receptores abiertos. Una vez más, tenemos un WR con la etiqueta de polémico e indisciplinado en George Pickens. El egresado de Georgia fue de los jugadores que más hype o expectativa levantó durante training camp y pretemporada.

En lo personal, es un jugador que me gusta para el equipo y puede hacer el papel de ser el “tipo duro” de nuestro cuerpo de receptores para bloquear y limpiar las trayectorias de Diontae y Claypool, además de ser una amenaza profunda con buenas manos siendo un arma importante para los Bulldogs cuando vestía sus colores, logrando 1,347 yardas en 90 recepciones para 14 touchdowns. Puede ser que Colbert haya encontrado ese WR físico para competir con las grandes secundarias de la división y conferencia.

  • Defensiva: No podemos obviar que el año pasado, fue esta parte del equipo la que nos mantuvo competitivos durante gran parte de la temporada, cosa que sirvió para Tristan Jordan “TJ” Watt se alzara como defensivo del año. Sigo manteniendo que la mejor incorporación de la temporada baja está fuera del terreno de juego y es Brian Flores, pero del roster quiero quedarme con 3 nombres para la temporada.

El primero de ellos es Alex Highsmith, que en su tercera temporada debe seguir progresando y seguir siendo esa amenaza para las líneas además de Watt. Su movimiento estrella, el spin, me tiene enamorado. Pocos jugadores he visto con esa velocidad en ese giro para salvar la presión y parar la jugada. El segundo es Myles Jack, la temporada pasada el juego contra la carrera fue nulo por no decir inexistente. Esta temporada este linebacker llega para complementar y proteger a Devin Bush, a la par de cerrar los agujeros que el front 7 deje a la hora de la presión y con Flores mandando las jugadas quiero verlo. Por último Levi Wallace, pero lo desarrollo en el siguiente punto.

  • La secundara vs Chase/ Higgins: Aquí es donde creo que se decidirá el partido en el duelo personal de uno de los mejores tandems de receptores de la liga frente a la secundaria, que mantuvo a Edmunds y firmó a Wallace para acompañar a Fitzpatrick. Levi y Minkah ya jugaron juntos en Alabama, y esa química será vital para este tipo de encuentros.

Siendo el primer encuentro, reconozco que será un duelo muy competido, duro y cerrado pero estoy convencido que el equipo saldrá victorioso y sumaremos nuestra quinta victoria en nuestro octavo partido inaugural consecutivo fuera de casa.


Y el equipo jugará toda la temporada con un número 3 en el casco para homenajear al fallecido Dwayne Haskins, esto añade emotividad a la temporada.



Así que solo me queda decir: “Lets get ready to rumble”


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo