• Rafa Morales

Lección aprendida.

Baltimore jugó el pasado Domingo su primer partido de tres en horario estelar, también fue su primer partido contra un rival divisional de la temporada. El equipo venía de 5 derrotas consecutivas en casa y recibían a unos Bengals que la temporada pasada barrieron la serie con sendas victorías.





No obstante, había que sumarle el hecho de que en la derrota de la semana pasada frente a los Bills, hubo decisiones del coach Harbaugh muy polémicas. Ademas también Marcus Peters con toda la frustración encima le reclamo airdamente a Harbaugh sobre las decisiones tomadas. El panorama no lucía favorecedor, pero los Ravens históricamente dan buenos partidos cuándo todo parece ir en su contra. 5 derrotas consecutivas en su casa, el rival en turno te derrotó el año pasado dos veces de manera contundente, problemas de vestidor, las lesiones que no paran en Maryland, esta vez su receptor número uno Rashod Bateman se perdía el juego por un problema en el pie y Justin Houston se perdía su segundo juego por lesión en la ingle. El panorama adverso por completo.






El juego comenzo con Baltimore como en este inicio de temporada, dominando al rival en este caso en ambas partes del balón, ofensivamente Devin Duvernay tomó el liderazgo del equipo a la ofensiva, atrapando todo lo que le mandaba Lamar, y también haciendo labores de corredor, tipo Deebo Samuel con San Francisco.

Los Ravens pusieron los primeros puntos en el marcador, producto de un gol de campo de Justin Tucker quién esa noche sería el factor determinante más adelante. En su segunda serie los Ravens volverían a conseguir puntos, esta vez en las manos de Mark Andrews, que consiguió otro pase de TD en su prolífica carrera. Con este pase de anotación Lamar Jackson llega a 12 esta temporada. En el lado defensivo, los Ravens consiguieron frenar en sus primeras 4 series a los Bengals, en tres de ellas con 3 jugadas y para afuera, la defensa ha conseguido estabilizarse después de la debacle ante los Dolphins. Quién tuvo un partidazo en esa unidad fue el señalado por el incidente de la semana pasada con el entrenador, Marcus Peters. Demostrando que las cosas fueron platicadas con John y dejando claro que lo sucedido la semana pasada quedó en el pasado.





A mediados del segundo cuarto cuándo el equipo se encaminaba a conseguir más puntos con una serie que prometía, Lamar voló a su receptor Demarcus Robinson, y fue interceptado por Von Bell. Esta jugada lleno de animos a la decaida ofensiva de los Bengals hasta ese momento, aprovecharon ese embión animico y en su siguiente serie lograron anotar con pase de Burrow a un viejo conocido de la afición, Hayden Hurst, quién no tuvo empacho en festejar su anotación saludando a la fanaticada. Antes de terminar la primera mitad Evan McPherson consiguió el gol de campo del empate. 10-10 al descanso, las cosas parecían repetirse de nuevo en casa, ventaja inicial que se iba perdiendo con el correr de los minutos.





Al inicio del tercer cuarto Baltimore recibía el balón pero la ofensiva volvía a mostar signos de inoperancía que ha mostrado en sus últimas dos derrotas en casa, en 4&2 en la 40 del rival Lamar pidió jugarsela y Harbaugh decidió darle una última oportunidad a su Qb en estas arriesgadas jugadas, Jackson ajecutó perfectamente un engaño con su arma preferida, Andrews y esto dejó completamente solo a Tylan Wallace para su primer TD como profesional, pero increíblemnte Lamar lo volaba. Parecía que los Bengals consegurían la ventaja en su siguiente drive, pero un señalado Patrick Queen leyó extraordinariamente una jugada de sus ex compañeros de universidad, Burrow-Chase, dónde consiguió su tan anhelada primer intercepción de la temporada, esa que se le había estado negando partidos atras. Tucker pondría el marcador 13-10 con un gol de campo de 58 yardas, los Bengals con más confianza llegaron dentro de la 5 de Baltimore y en 4 y goal decidieron hacer un John Harbaugh y jugarsela, mandaron un pase pala pero gracias a que la defensa ha visto esta jugada muy seguido en los entrenamientos ya que los Ravens la han realizado exitosamente esta campaña, pudieron frenar y los Bengals se fueron con las manos vacias.





Los Ravens tuvieron una serie ofensiva que llegó dentro de la diez del rival arrastrando a la defensa rival más de 90 yardas, en tercera y 5 Jackson conectó con el novato Likely que se quedo a centimetros del primero y gol, se venía una cuarta y pulgadas los Cuervos listos para jugarsela pero el señor John Harbaugh tuvo un momento de lucídez y decidió ir por los 3 puntos para aumentar la ventaja a 6 puntos y en caso de que el equipo rival consiguiera un TD darle la posibilidad a tu equipo de ganar con solo un gol de campo, a sabiendas que tienes al mejor pateador de la liga y de la historia. Así Tucker conseguría otro gol de campo para ampliar la ventaja a 6, a falta de 8 minutos los Bengals montaron un drive que consumió mas de 6 minutos para conseguir un acarreo de Joe Burrow para por primera vez en el juego conseguir la ventaja, 17-16. Faltaban 1:46 y Baltimore arrancaría en los 25 de su territorio, este escenario era totalmente ventajoso cuándo tienes el lujo de Justin Tucker esperando que le avances el balón unas 26 yardas (gol de campo de 66 yardas) para tener una oportunidad legítima para ganar el partido. La ofensiva terrestre de Baltimore en todo el juego fue imparable pero inexplicablemente abandonaron este recurso, pero en la serie decisiva se acordaron y fácilmente llegaron llevar el balón hasta la yarda 26 del equipo rival, para un gol de campo de AutomaTucker de 43 yarditas. Los mismo Bengals y todos los televidentes sabían que se venía la tercer victoría de los Ravens en la pierna de Justin y como es una sana costumbre, conecto el gol de campo del triunfo para dejar a los Ravens lideres de su división con record de 3-2.





Lección aprendida con victoría incluída para Baltimore en el SNF, Lamar ahora tiene record de 8-1 en juegos estelares y 6-1 contra los Bengals. El equipo recupera a su tackle izquierdo Ronnie Stanley, y se ven muy cerca los regresos de Houston, Bateman y Gus Edwards, además en próximas semanas también lo harán Tyus Bowser y el novato David Ojabo. La mala noticia, la lesión en la muñeca de Marcus Williams, se perderá varias semanas (8 a 10) por lesión. Muy importante que estará listo si Baltimore accede a playoffs. Mientras el novato primera ronda de draft, Kyle Hamilton será quién reemplazará a Williams.


Nos leemos el Viernes en la prevía del Giants vs Ravens, en la segunda visita a N.Y esta temporada, reencontranodose con un viejo conocido que esta haciendo bien las cosas como coordinador defensivo de los Gigantes: Don "Wink" Martindale.


#RavensFlock #NFL #MNF #RavensvsBengals


73 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo