• diegoremirezesteba

La penúltima copa



No sabía cómo empezar esta entrada, para hablar del partido que llevará a los Pittsburgh Steelers a visitar Arrowhead y enfrentar a los Kansas City Chiefs por un lugar en la ronda divisional de playoffs, pero de pronto vino a mi cabeza una frase que muchos nos hemos repetido estando de fiesta, cuando los cubrebocas solo eran para los doctores o una moda extraña de Bad Bunny.


“Me tomo la última y no más” , sabiendo que en realidad es la penúltima. Siempre llegará ese amigo o persona que te hará tomarte una (más)con él, cuando ya habías decidido dar y dado el último trago a tu (inserte aquí bebida espirituosa preferida).


Y así es cómo afronto este partido, cuándo Daniel Carlson conectó el gol de campo dejando fuera a Los Angeles Chargers, la inmensa mayoría pensó y piensa que será el último partido esta temporada de los Steelers, para mí es el penúltimo.


Sé que es un partido muy difícil. El equipo más regular en los últimos años en la conferencia americana, te espera en su casa y aún está muy presente ese 36-10 de hace apenas un mes, donde sin Travis Kelce y con un Tyreek Hill limitado con un gran juego terrestre Kansas no dio opción a Steelers.


Pero el cinismo de Ben Roethlisberger en rueda de prensa, la vuelta de Juju Smith Schuster a los entrenamientos, tener dos All Pro como T.J. Watt y Cam Heyward en la defensa, el orgullo de ser seis veces campeones del Super Bowl, me hacen ser optimista, tanto es así que en una quiniela cambié mi equipo inicial por Pittsburgh o colocar a nuestra defensa y Najee Harris en mi alineación del Super Bowl Challenge.


Y sí nos vamos al último precedente de ambos conjuntos en post temporada, en 2016 con el mismo escenario a base de goles de campo se logró la victoria ante Kansas, comandado por Alex Smith.


No estoy descubriendo el hilo negro si te digo que el partido pasa por presionar a Mahomes al punto de llevarlo a la desesperación, evitar el juego terrestre pero sobretodo por una ofensiva de los Steelers que comience a carburar desde el primer cuarto, dando la libertad a Roethlisberger de cambiar el playbook a su antojo para explotar a un defensa local que en las dos últimas semanas ha sufrido como al inicio de temporada.


En el plano defensivo, Joe Hadden, Minkah, Maulet, Edmonds, Witherspoon y Norwood deben estar perfectos en sus coberturas ante Hill y Kelce sin olvidar a la segunda unidad formada por Robinson, Pringle, Gordon o Bell.


Dicho esto voy a disfrutar este partido, como si fuera el penúltimo whisky que solía tomarme en Campus (bar insignia de la noche universitaria madrileña), con la esperanza de que Ben, Juju, Chase, Cam, Najee, etc. decidan que la noche de fiesta y diversión sigue.

Si es último del año, lo habré disfrutado y saboreado como siempre. Dejar claro que pensar que es la penúltima copa, es más bonito porqué no sabes quien aparecerá para invitarte a la última.



23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo