• Luis Díaz-Trujillo

La dramática historia familiar de Derek Stingley Jr.

Con el pick número tres del NFL Draft 2022, los Houston Texans seleccionaron al CB Derek Stingley Jr. Nadie podía negar que la defensiva secundaria representaba una necesidad a atender por el equipo, pero la elección de Stingley en el número tres absoluto, sorprendió a más de un especialista. Y es que al hacerlo, los Texans dejaron en el board al CB Ahmad Gardner, quien fue tomado inmediatamente después por los New York Jets. Solo el tiempo dirá si las elecciones de ambos equipos resultan como lo han imaginado, pues al momento, el draft de los Jets se ve mucho mejor que el de los Texans.



Aunque tampoco se puede omitir el tremendo potencial que tiene Derek Stingley Jr., lo cierto es que el jugador solo estuvo en tres partidos con LSU en 2021, antes de sufrir una lesión de Lisfranic que terminaría con su temporada. Y con su carrera universitaria, pues más adelante, durante la rehabilitación, Stingley se declaró elegible para el Draft de la NFL. Todo esto, sin olvidar que solo jugó en siete partidos de la temporada 2020, debido a recurrentes lesiones de tobillo.


Es un esquinero talentoso, y definitivamente, el HC Lovie Smith lo tiene en alta consideración para encabezar la renovación de su defensiva, pero lo verdaderamente impresionante de Derek Stingley Jr. es su background familiar.


La historia


Derek Stingley Sr., el padre del nuevo jugador de los Houston Texans, tenía apenas siete años cuando ocurrió el evento que le cambiaría la vida y la perspectiva a toda la familia.


El 12 de agosto de 1978, durante un partido de pretemporada entre New England y Oakland, el receptor de los Patriots, Darryl Stingley -a la sazón, el padre de Derek Sr.-, recibió un golpe muy fuerte, pero legal, al ir por un balón aéreo, que se fue muy alto y que apenas rozó las yemas de sus dedos, para que luego, su cabeza se encontrase con el hombro del defensivo de los Raiders, Jack Tatum, uno de los golpeadores más temidos de la época.


Darryl Stingley cayó de inmediato, inconsciente, con las piernas en un ángulo inverosímil, cómo si estuviera hecho de hule. Al poco tiempo, Stingley recuperaría la conciencia; pero jamás, la movilidad de sus piernas. Con los años, Darryl pudo mover su brazo derecho y operar una silla de ruedas automática, obtuvo un título de la universidad de Purdue y trabajó por varios años en la oficina de los Patriots.


Derek Stingley Jr. con su padre y su abuelo Darryl

El patriarca de los Stingley murió de una neumonía en 2007, a los 61 años de edad. Jack Tatum murió tres años después. Y aunque no hay reportes de que ambos jugadores volvieran a verse o a hablar sobre lo ocurrido, Tatum siempre aseguró que sentía mucho la lesión de Stingley, pero que jamás se disculparía por su forma de jugar al Football. Y es que para un tipo al que apodaban “The Assassin”, en una época en la que este tipo de golpes eran una norma, no se podía concebir de otra forma el deporte.


El legado


Derek Stingley Jr. tenía solamente cinco años cuando murió su abuelo, y ha dicho que tiene pocas memorias de él, sin embargo, su padre, Derek Sr. también jugó Football y béisbol de forma profesional, aunque el nivel no le dio para llegar a la NFL, jugó durante nueve años en el Football Arena, y recuerda que su propio padre lo animó a seguir en el deporte profesional.

Aunque no se hablaba mucho del incidente en la familia. Derek Sr. piensa que su padre no mencionaba el peligro pues no quería que su hijo tuviera el miedo en la mente al momento de estar en el campo. Darryl sabía que lo que le pasó había sido un desafortunado accidente y no una normalidad del juego.



Cuando Derek Jr. tenía 4 años, su padre le dio una pelota de goma y comenzó a enseñarle rutas de pase, desde entonces, sabía que quería que su hijo se convirtiera en un shutdown cornerback, aunque antes de cada juego, le recuerda la importancia de confiar en sus habilidades y en su técnica, pero sobre todo, las palabras que fueron su mantra durante su carrera profesional: “Protect yourself”.


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo