• diegoremirezesteba

El nombre cambia, la esencia y el legado de acero se mantienen



Parece que 2022 será un año que quedará marcado en los libros de la afición Steeler, primero tuvimos que ver como Ben Roethlisberger decía adiós tras 18 temporadas vistiendo de negro y dorado, después la mente detrás del éxito en los últimos años, Kevin Colbert, daba un paso al costado como General Manager y ahora Heinz ya no será quien de nombre al estadio.


Y es sobre el nuevo nombre de lo que vengo a hablar. En primer lugar cuando me enteré de la noticia no me lo creí pero con el transcurso de las horas todo empezó a tomar forma hasta que finalmente marca y club hacían de conocimiento público su separación para que desde ahora sea Acrisure quien vea su marca en la fachada del estadio.


Siendo sincero sí siento que el equipo pierde algo con el nuevo nombre del estadio, por lo menos en mi caso mi casa ha sido el Heinz Field, ahora pasará a nombrarse Acrisure Stadium. Pero entiendo que en el deporte como en la vida las relaciones comerciales, por regla general, siempre tienen fecha de caducidad y en este caso fue 11 de julio de 2022.


Muchos son los aficionados e incluso jugadores como Ben Roethlisberger que se muestran incrédulos antes dicho cambio y más sabiendo que Heinz es una marca nacida en Pittsburgh, cosa que dejó muy claro en su video de despedida diciendo “siempre será el equipo de casa” dando a entender que los Steelers siempre será apoyados por la marca, sea como aficionado o con otras acciones comerciales que mi entender me hace ver en la información publicada.



Entiendo la molestia aún más cuando Acrisure es una marca que no está en el top of mind the la gran mayoría e incluso la desconocíamos hasta hoy, pero además tiene menos años de existencia que la relación de naming entre la famosa marca de catsup y mostaza , concretamente 17 años, y encima es de Michigan, es decir a 750 km de distancia del estadio.


Acrisure es una fintech enfocada en el sector inmobiliario, de seguros y ciberseguridad, siendo una de las marcas más importantes en su sector. Thomas Tull, socio minoritario del equipo, es el presidente de la nueva empresa que dará nombre al estadio y aunque las cifras económicas no se dieron a conocer el contrato es por 15 años.


Yo no he estado en el Heinz Field ni tampoco en Pittsburgh, y para mi el nombre del estadio pasa a segundo plano. Los Steelers y Acrisure saben que costará mucho que en las conversaciones de aficionados del equipo y la NFL Acrisure Stadium le gane la dialéctica a Heinz Field.




Seguramente pasen los años, los jugadores, las generaciones y seguiremos llamando el Heinz Field. Como parte de la generación del Heinz Field, hemos vivido en persona o por televisión grandes gestas o derrotas en ese inmueble que algo de ese nombre estará con nosotros de por vida.


Así que para concluir, el cambio de nombre se debe a una decisión de negocios pero, la esencia y el legado de acero se mantienen. La magia de esas noches inolvidables las hace el equipo y la afición, las marcas solo nos ponen un lugar donde entrar en éxtasis y comunión.




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo