• Reyo Pinkett

El Cazador Cazado

Cuando vienes de realizar una proeza digna de la odisea de Homero, viene por añadidura disfrutar de las mieles del éxito y la autoconfianza se fortalece. Los KC Chiefs durante la semana previa al juego del campeonato de conferencia experimentaron y disfrutaron de todo esto.


Todo el panorama apuntaba que el siguiente partido no sería tan desgastante como el anterior, se enfrentarían a unos jóvenes Bengals con una débil línea ofensiva que había permitido 9 capturas a su joven QB en su ultimo partido, aunado a que cuatro semanas atrás los habían enfrentado en un partido un tanto polémico por decisiones arbitrales que representaron 20 puntos a favor de ellos.


Con estos antecedente, medios de comunicación, y el mismo Chiefs Kingdom especulában ver a Patrick Mahomes en modo Aquiles en una de las batallas de la Ilíada junto a todos guerreros aliados Tyreek Hill, Travis Kelce, Byron Pringle, Darell Williams y Jerick McKinnon; se habla y se ponderaba el hecho de llegar a su cuarto juego de campeonato en casa de forma consecutiva bajo la dirección de Andy Ried, las casas de apuestas los colocaban como favoritos por 7 puntos, Algunos más osados ya los colocaban como uno de los participantes del próximo Super Bowl.



Llega el día del partido, y todo iba de acuerdo al guion, se apreciaba un Arrowhead hasta el tope pintado de rojo y cumpliendo su función como el estadio más ruidoso, saltan al campo ambos equipos. Durante la primera mitad pudimos ver a uno Kc Chiefs liderados por un Patrick Mahomes en modo guerrero con ofensivas agresivas que hacían pensar que sería un partido donde se demostraría la autoridad que tanto se especulo durante la semana; minutos antes de terminar la primera mitad, los Chiefs tuvieron la oportunidad de aumentar la ventaja que tenían en el marcador, pero ese ultimo drive fue un total fracaso y se fueron a medio tiempo con un 21-10.


Al inicio de la segunda mitad se observaba a unos Chiefs tranquilos a pesar de ser frenados en su primer ofensiva, se pudo apreciar una defensiva no tan agresiva y permitiendo un gol de campo a los Bengals; se podía ver a un Patrick Mahomes por medio de la transmisión de televisión siempre con una sonrisa y una seguridad sobrada, olvidando la frase de Arthur Golden “Un tigre herido es una bestia peligrosa” y no se hizo esperar ver los ajustes de los Bengals, presionando a Mahomes para lanza una intercepción que daría por resultado empatar el marcador con un touchdown y la conversión.


Cuando se esperaba que los Chiefs retomaran la contundencia de la primera mitad, vimos a un equipo jugar el resto del partido de forma arrogante, que significo que en el cuarto cuarto los Bengals se fueran arriban en el marcador con un gol de campo, poniendo el marcador 24-21, ya en los últimos minutos del cuarto, Chiefs tuvo el ultimo drive del partido llegando a zona roja, y teniendo la oportunidad de ganar el partido, vimos a Patrick Mahomes buscando una recepción espectacular en la zona de touchdown fallando en las dos primeras oportunidades, en su tercera oportunidad para ganar el partido tuvo tres oportunidades para anotar, pero insistió en buscar esa recepción espectacular hasta que un defensivo salió a presionarlo, provocando un balón suelto yardas atrás que recuperaría Tuney, en cuarta oportunidad, Butker empata el encuentro 24-24.



Ya para el tiempo extra se vuelve a ganar el volado y KC Chiefs recibe el balón, automáticamente nos remontamos a la proeza de la semana pasada, Mahomes toma los controles de la ofensiva y con muy malas decisiones no logra avanzar, lanza un pase largo a Hill que tenia doble cobertura siendo interceptado, Bengals hizo lo correspondiente para avanzar a zona roja y definir el partido con un gol de campo y poner el marcador 27-24 Dándole el pase para el próximo SB y coronarse como campeón de conferencia después de 33 años.


Si me preguntan, ¿qué fue lo que sucedió a Patrick Mahomes? No dudare en confirmar que es un guerrero dentro del campo, sus números y encuentros lo respaldan, y sí, en este partido salió como Aquiles en la Ilíada, demostrando que su talón, fue la soberbia que lo llevo a perder este encuentro, olvidando que tres años atrás, él se encontraba en la misma situación que Joe Burrow, siendo un QB joven en un equipo con muchos años sin llegar a esas instancias, pero con mucha hambre de hacer historia dentro de la NFL.



Nos leemos la próxima semana y recuerda que puedes ver más análisis y notas en mis canales de YouTube Chiefs Kingdom Español podcast y Chiefs Sessions. #SomosFreakNFL.

167 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo