• albertoatellez

Earl Campbell HOF "La Rosa de Tyler, Texas.

Actualizado: 29 mar


Hoy quiero hablar (escribir) del para mí mejor corredor que he visto, además del causante de que le vaya a la franquicia que fundó K.S.Bud Adms.

Descrito como "el equipo de demolición de un solo hombre", Earl Campbell era un corredor castigador. Tenia los muslos más impresionantes que median 36 pulgadas, los cuádriceps más enormes en la historia del deporte junto a las del fisicoculturista egipcio Big Ramy, con un físico impresionante de 5'11 "y 233 libras para convertirlo en el corredor más temido de todos los tiempos.



Earl Campbell ganador del Trofeo Heisman en 1977 en la Universidad de los Cuernos Largos de Texas, se unió a los Houston Oilers como el primer jugador elegido en el Draft de la Liga Nacional de Fútbol Americano de 1978. El primer jugador en ganar los honores de la Conferencia All-Southwest durante cuatro años, Campbell fue un consenso All-America.

Nacido el 29 de marzo de 1955 en Tyler, Texas, Campbell cautivó a la NFL desde el principio. En 1978, fue nombrado Jugador Más Valioso, All-Pro y Novato del Año de la NFL. Ganó el campeonato terrestre de la liga con 1,450 yardas y fue incluido en el equipo Pro Bowl de la Conferencia Americana. Logro lo mismo en los siguientes dos años con títulos en yardas por carrera de la NFL, honores de MVP y elogios All-Pro por consenso cada temporada.

Sin embargo, su mejor año llegó en 1980, cuando corrió para 1,934 yardas, que en ese momento solo era superado por 0. J. Simpson con 2003 yardas por tierra en 1973. Ese año el corredor apodado "La Rosa de Tyler", corrió más de 200 yardas en un récord de cuatro juegos en 1980, incluido un récord personal de 206 yardas contra los Chicago Bears. Su destacada actuación en una sola temporada le valió los honores de All-Pro, Pro Bowl y Jugador del Año de la NFL. También fue la tercera temporada consecutiva en la que lideró la liga por tierra. Solo el legendario Jim Brown lo había logrado antes esa hazaña. Aún así, Campbell, de voz suave y de humilde carácter, admitió después de su temporada récord de 1980, que "todavía estaba aprendiendo".

En 1981, ganó su cuarto título terrestre consecutivo de la AFC. Un corredor sensacional, Campbell fue elegido para el Pro Bowl cinco de sus primeras seis temporadas en la NFL.

En su carrera de ocho temporadas, Campbell corrió 2,187 veces para 9,407 yardas y 74 touchdowns. También ganó 806 yardas en 121 recepciones para llevar el total de yardas netas combinadas de su carrera a 10,213. Su actuación más famosa se produjo en un partido de lunes por la noche transmitido a nivel nacional contra los Delfines de Miami en su temporada de novato. Esa noche, corrió para 199 yardas y cuatro touchdowns para llevar a los Oilers a una espectacular victoria por 35-30. A pesar de los golpes constantes que recibió de los defensores rivales, Earl se perdió solo seis juegos de 115 debido a lesiones. A mitad de su séptima temporada, los Oilers cambiaron al poderoso corredor a los New Orleans Saints por una selección de primera ronda. Jugado una temporada y media con los Santos antes de retirarme después de la campaña de 1985.

El gran tackle defensivo del Salón de la Fama de los Pittsburgh Steelers, Mean Joe Greene, afirmó que Campbell podría infligir más castigó a un equipo que cualquier otro corredor al que se haya enfrentado. A pesar de jugar contra defensas apiladas y ser tacleado en grupo casi cada vez que acarreaba el balón (un récord de 373 veces en 1980), Campbell logró promediar 5.2 yardas por acarreo y anotó 13 touchdowns terrestres.

Cuando se le pidió al entrenador de los Sooners de Oklahoma, Barry Switzer, que comparara a Billy Sims quien ganó el Trofeo Heisman un año después de Campbell, dijo: "Earl Campbell es el mejor jugador que jamás haya visto. Es el mejor jugador de fútbol americano que he visto. Billy Sims es humano. Campbell no lo es".

De las jugadas más famosas es la corrida en la cuál al intentar ser detenido por el apoyador de Los Angeles Rams el cuatro veces All Pro y 6 Pro Bowl el gran Isiah "Butch" Robertson, Earl Campbell lo arrolla bajando el casco y pegándole de pijo (golpe con la frente) en el pecho fisurandole tres costillas al gran apoyador.

Es una lastima que duró menos años de lo que sé esperaba y pues fué también por el estilo de correr que era de castigar al contrario y por qué no admitirlo Bum Phillips abusó de correr la pelota con esta leyenda viviente.
431 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo