• diegoremirezesteba

De Allen a Brady


Ustedes me perdonarán pero por compromisos personales y laborales no pude traerles la crónica de la derrota frente a los Bills del pasado domingo, pero aprovecharé la previa del partido de este domingo para hacer un pequeño resumen.


Cuando salió el calendario, en la mente de la gran mayoría de los aficionados del equipo estaba presupuestado poder perder con Bills, pues eso pasó y fue la peor derrota del equipo en muchos años.


Los despistes a la defensiva con los pases en profundidad y la ineficacia de la ofensiva, esta vez bajo el mando de Kenny Pickett dejó a los Steelers con un récord de 1-4 y hasta día de hoy como el peor equipo de la liga.


Esta semana el equipo regresa al Acrisure Stadium para recibir, seguramente, por última vez a Tom Brady como jugador pero esta vez con los colores de Tampa Bay.


Seamos sinceros, la dura derrota de la semana pasada sacudió los cimientos del equipo, tanto así que Tomlin canceló el entrenamiento de inicio de semana y compareció en rueda de prensa para asumir responsabilidades y dar la cara por los malos resultados hasta el momento.


Para el tercer encuentro de local en la presente temporada, Kenny Pickett podrá iniciar como QB ante la afición acerera desde el primer minuto, enfrentando a una defensa como la de los Buccaneers que suelen poner mucha presión a los mariscales rivales, también servirá para seguir probando a la línea ofensiva que en los últimos encuentros ha tenido mejores actuaciones que la temporada anterior.


Enfrente, Tom Brady. Para mí, el mejor jugador que he visto en este deporte. Se llegó a plantear el posible regreso de Watt para este encuentro al inicio de su lesión pero una molestia en su pierna lo mantendrá todavía recuperándose. Lo mismo tendrá que hacer nuestro front seven, quienes sin la presencia del edge de Wisconsin encuentran muchas más dificultades para poner presión a los quarterback rivales.


Y en este encuentro enfrentando armas como Mike Evans, Chris Godwin, Russell Gage o Leonard Fournette bajo el mandato de Brady, será de suma importancia presionar al siete veces ganador del Vince Lombardi para permitir a nuestra ofensiva seguir acumulando minutos con el nuevo QB de la franquicia y que empiecen a llegar las anotaciones.


Un dato a tomar en cuenta y que habla de la ineficiencia ofensiva del equipo es que aún todavía ningún receptor ha logrado atrapar un balón en zona de anotación para poner puntos en el marcador de Steelers.


Pongamos un poco de alegría a estas líneas, la última vez que nos enfrentamos al equipo de Florida, Vance McDonald (ya retirado) nos dejó uno de los stiff arms más recordados por los aficionados del equipo y de esa temporada en la NFL.


Muchas cosas han cambiado y el panorama en la ciudad de los puentes no es muy alentador que digamos pero de Allen a Brady, pasando por Pickett esperemos pronto empezar a contar victorias.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo