• Santiago Jacques

Cae la primera cabeza después del empate

Después del primer juego de la temporada, en donde mis Colts se tuvieron que conformar con un empate en su visita a Houston. Los dos mayores culpables terminaron siendo Frank Reich por el ‘play call’ y el mal manejo de tiempo. El que termino siendo más señalado por la situación del error, fue Rodrigo Blakenship. Para su mala suerte él tuvo que ser el “chivo de expiatorio” y el día de ayer fue despedido de la institución. Esta decisión tiene sus puntos buenos y malos, aunque tiene ligeramente más puntos buenos. Primeramente, creo que se pone mucha culpa sobre Rodrigo, que si tuvo el gane en sus manos, pero la derrota no fue por fallar ese gol de campo. La derrota fue una sucesión de errores que nos llevaron a depender de ese gol de campo que al final termina errando. Al final Blakenship será fue la muestra de la nueva ‘ideología’ de la institución que no van a soportar errores. Esto no me parece de todo mal y él será el ejemplo para ver que los errores en efecto tienen consecuencias.


Un error que se me hizo más grave fue la poca utilidad del primer equipo en la pretemporada. Ryan tuvo tan solo 17 intentos de pase en esos 3 juegos, en donde solo jugo 2 de ellos. La poca ‘química’ que se vio con su cuerpo de receptores es resultante de esto. Ryan no ha jugado lo suficiente liderando esta ofensiva. A excepción de Pittman y Taylor, que empezaron el año de gran manera, los demás jugadores tuvieron una pobre o nula participación. Espero mejoría a pasar las semanas y se vayan entendiendo más.


Tras el despedido de Blakenship, mis Colts contrataron a dos pateadores: Chase McLaughlin y Lucas Havrisik para el equipo de prácticas. Durante la semana pelearán por el puesto. La lógica diría que el puesto ser lo va a quedar McLaughlin por tener un poco más de experiencia en la liga, pero todo depende de cómo los vean en el entrenamiento.


En la semana, también se confirmó la extensión de contrato del All-pro, Quenton Nelson. Se quedará con nosotros 4 años más por 80 millones de dólares, donde 60 son de sueldo garantizado. Esto lo convierte en el ‘O-Lineman’ mejor pagado de la liga. Big-Q merece este sueldo y creo que cada centavo será bien gastado. Gran parte del éxito de Taylor fue gracias a la línea ofensiva y la protección y espacios que crearon. Del draft de 2018 en donde conseguimos dos joyas como son Leonard y Nelson, ambos ya están con contrato nuevo en el equipo y espero se queden mucho tiempo y sigan demostrando el talento que tienen.


Santiago Jacques, 14/Sep/2022 Gracias por leerme, y espero verte pronto por aquí. Sígueme en:


Twitter: @Santi_JacquesV


Instagram: @Santiago.jacquesv

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo