• diegoremirezesteba

Borrón y cuenta nueva


Y es que no se me ocurre mejor título, para esta previa del duelo de los Pittsburgh Steelers frente a los Buffalo Bills, que borrón y cuenta nueva. Tras tres partidos y medio donde Mitch Trubisky fue el QB1 de los acereros, llegó el turno del hijo pródigo o la joya más deseada, Kenny Pickett.


El ex quarterback de Pitt University fue nombrado el mariscal de campo titular para el equipo a partir de la semana 5. Este hecho es algo que todos los aficionados de Steelers estábamos esperando, en lo que a mi respecta pensé que sería más adelante y no tan pronto.


Una cosa que sí coincido es que se debe probar en esta temporada, el equipo gastó una primera ronda en él y debería ser la piedra angular del proyecto para los próximos 10 años. El ponerlo a jugar y evaluarlo le permitirá a Tomlin y Khan determinar que piezas via trade, draft o desde agencia libre son las que deben acompañar al nuevo quarterback.


En una de mis primeras notas para Freak NFL, hablé de la mística de que el en teoría sucesor de Ben Roethlisberger usará el 8, el siguiente número tras el 7 de Ben. ¿Esto asegura continuidad en lo que logramos con Big Ben? No, pero es una curiosidad que puede funcionar para armar el discurso de continuidad si en el futuro el equipo sigue ganando con Pickett.


Pero ahora hablemos del duelo de esta semana. El equipo viaja a Buffalo para enfrentar a los Bills, el candidato de la Conferencia Americana para alcanzar el Super Bowl, en el que será el inicio de 4 partidos difíciles para los de Tomlin antes de la semana de descanso.


Si retrocedemos al último enfrentamiento, hay que decir que Steelers ganó pero era semana 1 y TJ Watt (hoy lesionado) hizo la jugada grande para contener a Josh Allen. La ofensiva de McDermont cuenta en Diggs con un playmaker elite y uno de los 3 mejores receptores de la liga en la actualidad.


Hay que sumar por supuesto a Josh Allen que además de dominar por el juego terrestre, en los últimos años ha tenido un gran crecimiento siendo de las estrellas de la liga y con una potencia de brazo que obligará a la secundaria de Steelers a estar muy atenta.


Su línea ofensiva y cuerpo de corredores todavía pueden mejorar pero con Allen detrás de Morse ese ataque camina y anota con facilidad.


Con la llegada de Von Miller, la defensiva de la Bills Mafia incorpora un jugador élite en su posición y que está dominando a los rivales. Las lesiones en su secundaria deben ser aprovechadas por Steelers para competir en un duelo que en el papel luce desfavorable para Tomlin y compañía.


Para lograr vencer un rival muy complicado, la ofensiva deberá producir siempre, un error con estos equipos se puede pagar caro, además de mantener a nuestra defensa descansada y lejos de Josh Allen que dentro del terreno de juego exigirá máxima concentración para detenerlo.


No debería sorprendernos una derrota como visitantes ante uno de los mejores equipos de la liga, por lo que hagamos borrón y cuenta nueva para disfrutar los Steelers


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo