• Rafa Morales

15 minutos de pesadilla

La semana 2 para los Ravens, pasará a la historia negra de la franquicia, un día donde los Ravens a la ofensiva decidieron salir a mostrarle a todos que habían aprendido de sus errores cometidos la temporada pasada frente a estos Dolphins.


El juego inicio con una devolución de patada de salida de 103 yardas por parte de Devin Duvernay, que ponía el partido 7-0


En la siguiente serie ofensiva de Miami, la defensa de los Ravens logró detener el ataque de Tua y compañía, con una intercepción de su safety estrella, y recién llegado en esta agencia libre, Marcus Williams.


Los cuevos tuvieron entonces su primer serie ofensiva del partido, arrastrando hasta la yarda uno a la buena defensa de los delfines, precisamente aquí los de Maryland empezaron a mostrar una carencia que esta siendo evidente en este inicio de temporada, el pobre ataque terrestre del equipo, un equipo que cabe recordar ha dominado la liga por tierra las ultimas tres temporadas por amplio margen.




Ante las ausencias de sus corredores principales desde la temporada pasada, los Ravens trajeron a Mike Davis y Kenyan Drake para establecer su juego terrestre esta campaña, cosa que no ha sucedido y es preocupante, ya que entre los 3 Rb`s tienen 29 acarreos, en 10 de ellos han perdido yardas o solo llegan a la línea de golpeo, en 6 oportunidades, solo han ganado una yarda, y el resto (13) han sido acarreos decentes. Veremos si con los regresos de J.K Dobbins y Gus Edwards esto cambia.



Al inicio del segundo cuarto Miami estableció una serie ofensiva que termino con un pase de TD de Tua a su TE Mike Gesiky, quién realizo una atrapada extraordinaria, posterior a esto en la primer jugada de los cuervos a la ofensiva, Lamar conectó un pase de anotación de 75 yardas con Rashod Bateman, poniendo nuevamente una ventaja de 7 puntos sobre el equipo de la Florida, al finalizar el segundo cuarto Baltimore sumo 14 puntos más y una intercepción extra para Williams, y así terminar la primera mitad con un contundente 28-7 con Lamar Jackson teniendo 3 pases de anotación (Bateman, Andrews y Robinson) e índice de pasador perfecto 158,3.



Iniciando el tercer cuarto delfines volvió a establecer una serie ofensiva que terminaría con el segundo pase de anotación de Tagovailoa, recortando así la distancia a 14 puntos, nuevamente los Ravens golpearon a los Dolphins con una carrera de 79 yardas de Action Jackson, para poner el marcador 35-14, una ventaja de 21 puntos faltando pocos segundos del tercer cuarto y la defensa de Ravens a punto de interceptar nuevamente a Tua y metiendo presión al pasador.


Con mucho temple el Qb 1 de los delfines lidero nuevamente una serie que culminó con otro pase de anotación sumando tres para ese momento y entrar en este cuarto de pesadilla para la defensa de los Ravens, Baltimore llego a la yarda 45 del rival y con una 4 oportunidad y uno decidieron jugársela y fracasaron en el intento, regresando Tua con enorme confianza para conseguir otro pase de TD, conectando una 3 y 10 con T. Hill en un bombazo exacto a su receptor, Baltimore volvió a fracasar al querer manejar el reloj por su inexistente ataque terrestre y se fue en tres y nada para que Waddle, Hill y compañía regresaran al terreno de juego, donde otra vez una 3 y 6 en medio campo fue concretada con éxito entre la dupla Tagovailoa-Hill poniendo igualdad en el marcador, permítame hacer un paréntesis aquí, y mencionar que los equipos de la NFL en conjunto desde 2010 tenían un récord conjunto de 711-0 al entrar con 21 puntos de ventaja al ultimo cuarto o mas. Para poner en perspectiva la clase de regreso que tuvieron los Dolphins el domingo pasado.



Lamar comando una serie ofensiva que culmino con un gol de campo de 51 yardas de Justin Tucker para regresarle la ventaja a los cuervos 38-35, pero con 2:35 por jugar para Tua, quien con una confianza por los cielos y con la ausencia desde drives pasados de Marlon Humphrey y un Marcus Peters regresando de una grave lesión a un juego de NFL, selló una ultima serie ofensiva exitosa que culminó con un pase de anotación, el sexto para el en la tarde y dando por primera vez la ventaja a Miami 42-38. Siendo el resultado final y una gran hazaña para la franquicia de Florida.


Lo preocupante para los Ravens: la defensa que tiene poca profundidad en el pass rush, Odafe Oweh y Justin Houston terminaron fundidos en las ultimas series de Miami, y las lesiones de Kyle Fuller, Brandon Stephens y Marlon Humphrey en la secundaria, hacen prever que el equipo incorporará algunos nombres en estas posiciones. El ataque terrestre es terrible.


Lo rescatable: Lamar Jackson esta jugando en modo MVP, encontrando a su arma favorita Mark Andrews, agregando a la ecuación a Bateman, Duvernay y la incorporación del novato Isaiah Likely.

86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo